Internet: ¿Aliado o enemigo?

Para nadie es un secreto que el internet se ha vuelto una parte fundamental en la sociedad moderna, para algunos, hasta llega a ser una necesidad. La verdad es que el internet es una herramienta tan abierta al mundo, que para los más vulnerables, puede ser una amenaza.

Es por esto que es importante controlar el contenido e interacción que nuestros hijos reciben a través de este medio de información y comunicación. Primero que nada, hay que hablar con los hijos del internet de forma tan necesaria, seria y directa como hay que hablar de sexo. Es importante informar y advertir a tus hijos sobre los peligros que hay en la web y las prevenciones que deben tomar al respecto.

Nunca deben encontrarse con alguien que conocieron en internet sin la compañía de un adulto y en un lugar público, desactiven el uso del GPS para que no aparezca su ubicación en las publicaciones, sean discretos sobre los lugares a los que van, dónde viven y las peronas a las que frecuentan, no den información personal, ni claves a ninguna persona.

Es importante también mostrarles casos de la vida real sobre estafas y engaños en la internet para que no confíen en cualquier promoción o premio que se les ofrezca. Es importante que protejan sus datos, por lo cuál se recomienda no inscribirse en newsletter o juegos que redireccionen a otras páginas, así como tampoco descargar contenido de páginas desconocidas. Se recomienda siempre tener la cámara tapada con una pegatina y no aceptar solicitudes de amistad de personas extrañas.

Con esto, podemos evitar que nuestros hijos caigan en juegos de personas mal intencionadas en internet. Espero les sirva.