¿Por qué parece que me abruma todo lo que me pasa?

La frustración está provocada por una sociedad que nos pide ser lo que no somos y nos culpa por ser lo que somos. Alejandro Jodorowsky

Todos lidiamos con la frustración en algún momento de nuestras vidas. Desde pequeños empezamos a interactuar con este sentimiento cuándo queremos algo que no podemos obtener y allí es dónde empezamos a crear una dinámica con este sentimiento.

Hay personas que no saben manejar este sentimiento y se desesperan cuándo algo no sale de la manera que ellos esperaban y hay personas que simplemente no se colocan ninguna expectativa para no tener ninguna decepción que les haga sentir frustrados. Hay distintas cosas que nos pueden causar frustración y van desde cosas a nivel persona, social, familiar, de pareja, entre otros.

Y lo más común en los casos en los que nos sentimos frustrados es echarle la culpa la exterior “el amor no es para mi” “¿Por qué me haces esto Dios/vida?” “¿Por qué todo tiene que ser tan difícil?” cuándo es tan sencillo como observar nuestras propias expectativas. No todo en la vida va a ser siempre como nosotros lo queremos ¿Y qué vamos a hacer cuándo algo se salga de nuestro plan?

Hacer un berrinche o una pataleta es una actitud infantil que solo te recuerda que no has madurado emocionalmente para entender que no es el fin del mundo cuándo algo no sale como lo esperabas, por el otro lado te puede comportar como un adulto que sabe regularse emocionalmente, que acepta que la vida está compuesta de cambios y que cuándo algo no sale como lo esperaba no necesariamente significa que es malo.

Cuéntame ¿Tú cómo manejas tu frustración?